martes, 15 de junio de 2010

Ciudad de pobres corazones


Creo que solamente los artistas pueden canalizar los sentimientos como nadie, y encauzar aquellos de los más oscuros en un producto que termine brillando. El dolor, el engaño, la traición, la pérdida, la estafa, la muerte, el padecimiento, incluso algo tan concreto como el dolor físico (y si no miren la obra de Frida Kahlo)casi siempre es materia prima para el bien en manos de los alquimistas del arte. Desconfío de los sanadores, de los que escriben libros de autoayuda, de los que inventan cursos para recuperar el espíritu pero que si no tenés plata para ese curso no tenés derecho al método humanista de salvación. Sólo creo en los artistas (los de verdad, no los que bailan en la tele, eh)
De ahí que el album que más me gusta de Fito Páez sea Ciudad de pobres corazones (1987). Inspirado en tal vez el capítulo más trágico de su historia personal, rodeado de tortuosos detalles de violencia, Fito huye, se autoexilia y retorna con este disco bajo el brazo: contundente por donde se lo escuche, potente, crudo, filoso aún en los temas más melódicos. Para los más cautos y detallistas a la hora de la escucha, es un album conceptual con su centro en la sangrante herida del rosarino, que con esa misma motivación cualquiera se transformaría en asesino furioso verdugo en busca de la justicia por las propias manos. La crítica sólo lo recuerda por esto: el trágico marco que sirve para hablar del album más oscuro de Páez. Pero a no olvidarse de la genialidad musical que hay manifiesta en él, eso también es evidente y eso lo convierte en maravilloso.

Ficha técnica:
Lista de canciones
1.Pompa bye bye (1:23)
2.De mil novecientos veinte (3:27)
3.A las piedras de Belén (3:37)
4.Fuga en Tabú (5:39)
5.Gente sin swing (4:11)
6.Nada más preciado (4:18)
7.Ciudad de pobres corazones (5:30)
8.Ámbar violeta (2:24)
9.Bailando hasta que se vaya la noche (4:11)
10.Dando vueltas en el aire (4:24)
11.Track track (4:57)
Músicos
Fito Páez: teclados, guitarras, voz y arreglos
Fabián Gallardo: guitarras eléctricas, voz, secuenciador, programación del DDD1 Korg, y arreglos.
Fabián González: teclados, midi patcher y arreglos
Fabián Llonch: bajos y arreglos
Daniel Wirzt (1959-2008): batería y arreglos
[editar] Músicos invitados
Andrés Calamaro: coros en De 1920, Nada más preciado y Bailando
Fabiana Cantilo: coro en De 1920, Nada más preciado y Bailando hasta que se vaya la noche, voz solista en Nada más preciado
Gabriel Carámbula: guitarra solista en Dando vueltas en el aire
Osvaldo Fattoruso: percusión en De 1920, A las piedras de Belén, Nada más preciado, Bailando y Dando vueltas en el aire
Pablo Rodríguez: saxo en Fuga en Tabú, Bailando y Dando vueltas en el aire
Viudas e hijas de Roque Enroll: coros en Track track
Datos técnicos
Técnicos de grabación y mezcla: Mario Breuer y Mariano López
Producción de estudio: Fito Páez y Tweety González
Fotografía: Eduardo Martí
Arte de tapa: Sergio Pérez Fernández
Asistentes de grabación: Alejandro Avalis y Lucho Garutti
Manager: Fernando Moya

2 comentarios:

Gaby dijo...

muy bueno el aporte Pit, Fito un músico impresionante. Me gustaría escuchar o mejor dicho leer cual es tu parecer de "Giros", que para mí es otro de sus mejores trabajos.
Un abrazo y a seguir deleitándonos.

pit dijo...

Amigo Gaby: para mi Fito es una especie de curva cerrada en las vías del rock nacional. Sorprende la calidad de músico, compositiva e interpretativamente hablando, pero el golpe de efecto de esa sorpresa se ve más claro en sus primeros discos, como mencionas Giros o Del 63. En mi opinión personal llega a su cùspide con este disco, de que hablo acá, y descarrila feo en El amor después del amor, aunque tenga algunas perlitas. Igual pienso que tiene un gran lugar ganado en la historia del rock argento, y muy bien ganado.