jueves, 16 de diciembre de 2010

Y un día fuimos Kiss...



Septiembre de 1981...como olvidarlo. Lo más cercano a la escena de nuestros ídolos era, por entonces, tratar de imitarlos. Apareció la oportunidad, por que no? Entonces ahí estábamos: Miguel, Marcelo, Marcelo (el que suscribe) y Raúl; es decir Paul, Peter, Ace y Gene (respectivamente) La emoción fue como si realmente estuvieranos en las sesiones de Alive II (nuestra banda de sonido) nuestra excitación y la posterior ovación, lógicamente llevada a escala.
Locuras de juventud...que daría por repetirlas hoy...
(Fotos: colección particular Raúl Adriazola; detrás de la cámara: mi viejo)

2 comentarios:

LEON NEGRO dijo...

Ah brother !!! Como olvidar ese día... Todavía no nos conocíamos, pero recuerdo claramente que también yo estaba loco por KISS en esa época, y lo que hicieron uds. era lo más cercano a ver a los 4 enmascarados en vivo. Al siguiente año seríamos compañeros de división y creo que KISS fue factor importante para que iniciáramos esa amistad que aún perdura.

Gracias a Dios 28 años después pude hacer realidad el sueño de verlos en vivo.

pit dijo...

Tatín! sos una de las pocas personas con las que la asociación de la amistad con la música es instantánea e indeleble. Te podría nombrar algunos otros como el Catuto, el Negro Adriazola o el Bocacho, por citarte alguno, pero nosotros también la vivimos desde adentro, mis quince minutos de fama. Y la amistad forjada al calor del pedal de distorsión es indisoluble.
Un abrazo!